Sur (Diyarbakir): Reportaje fotográfico tras el toque de queda

Traducido del alemán por Translators for Justice

Fuente: http://bianet.org/bianet/insan-haklari/168336-sokaga-cikma-yasaginin-ardindan-fotograflarla-sur-ilcesi

15.10.2015

Bild Afang

 

de Elif Akgül

 

El último día de nuestra estancia en Diyarbakır, donde, como periodistas, quisimos captar el ambiente previo a las elecciones, nos adentramos en el distrito municipal de Sur, justo después del levantamiento del toque de queda impuesto durante cuatro días. Las calles, tras estos cuatro días de toque de queda, están repletas de agujeros causados por misiles y por balas, de pintadas nacionalistas en las paredes de las casas y otros testimonios de la violencia estatal.

 

Bild1 SurLa mañana tras el levantamiento del toque de queda los habitantes de Sur comenzaron a evaluar los daños. Aún no tienen electricidad. Los cristales de las ventanas están rotos, y en las paredes se ven las marcas de las balas y los misiles disparados contra las casas. Los escaparates de las tiendas están completamente destrozados. Los dueños de las tiendas nos cuentan que los integrantes de las fuerzas de seguridad estuvieron comiendo, bebiendo, fumando y tirando las colillas al suelo en las tiendas durante los cuatro días que duró el toque de queda, mientras a ellos no les estaba permitido entrar.

La mayoría de los habitantes abandonaron sus casas en cuanto pudieron, por lo que no saben lo que les espera cuando vuelvan. Aquellos que no consiguieron salir a tiempo, pasaron los cuatro días en el cuarto de baño de sus casas, el lugar que consideraron más seguro.

 

Bild 2 SurDe camino al centro, los habitantes nos muestran la mezquita Fatih Paşa, una obra del siglo XVI, cuyos muros también están llenos de agujeros.

Si nos situamos en frente de la mezquita, vemos una pared en la que hay pintadas medias lunas sobre las cuales se lee: “Sufriréis la fuerza de los turcos”.

Los habitantes explican que la pared estaba limpia antes del toque de queda y que las pintadas ocurrieron durante el mismo.

Bild3 SurLas paredes de las casas están agujereadas, y en dos de ellas los misiles han causado graves daños. Fehmi Baltık, que vive en una de ellas, nos cuenta que la policía atacó al ver las dos tuberías de ventilación que asomaban desde la pared de la cocina, porque sospecharon que alguien se había atrincherado en su casa.

 

Bild4 SUr

El agujero del disparo atraviesa la pared sobre los fogones de la cocina. La vecina de Baltıks, Güllü Çınarlı, nos explica que a ella también le dispararon cuando se asomó a la ventana para ver qué había ocurrido. Las balas le dieron en la falda. Entonces, intentó huir junto con los demás habitantes del edificio donde residen varias familias. La policía volvió a disparar contra ellos y regresaron al edificio. Después de un rato volvieron a intentar la huida, y abandonaron Sur con el consentimiento de la policía.

Dos nombres aparecen en boca de todos: Helin Şen de 12 años de edad, que recibió un disparo cuando iba por el pan y Halil Türzülerk, al que le dispararon cuando fue a la azotea para alimentar a sus palomas. Su cadáver no pudo ser recogido, sino hasta el levantamiento del toque de queda.

Ya habíamos escuchado ambos casos el mismo día de nuestra llegada a Diyarbakir, es decir, el tercer día del toque de queda, incluso antes que los nombres de los fallecidos se dieran a conocer públicamente. Se suponía que los enfrentamientos alrededor de Sur aún continuaban y se escuchaban disparos.

Bild 5 SUrHoy al llegar a Sur y hablar con personas que permanecieron ahí durante el toque de queda nos ha sorprendido que la situación era muy diferente a la que se escucha fuera. El propietario de la panadería de la calle en la que Helin Şen recibió el disparo cuenta que los jóvenes que habían participado en el enfrentamiento ya se habían retirado el viernes. Después de su llegada también penetraron al barrio vehículos blindados que dispararon a discreción y francotiradores que apuntaban a cada persona que pasaba por la calle. Asimismo, relató que después que los pobladores no escucharan tiros en el segundo día de toque de queda salieron de sus casas para poder ir a por el pan. Helin Şen iba caminando hacia la panadería junto a la pared cuando recibió en la cabeza uno de los muchos tiros que disparaba un vehículo blindado y luego, continua: “Después entraron a la panadería y nos obligaron a salir, no pudimos hornear los panes, así que no había pan para nadie”.

La muerte de Helin Şed desato una gran ira entre los moradores. Todos los demás a los que preguntábamos relataron que después del viernes nadie más había combatido. La policía había disparado indiscriminadamente a las casas y a toda persona que pasaba por la calle. También se informa que ellos mismos irrumpieron en algunos hogares y amenazaron a los habitantes con armas en mano mientras revolvían toda la vivienda.

Bild6 SurNos dirigimos al barrio Hasirli para hablar con el habitante de una de las viviendas más afectada por la lluvia de misiles. Él tiene 45 años de edad y no desea que su nombre se dé a conocer. Vive junto a su esposa y su nuera. Sus hijos no habían estado en Sur en ese momento. Los policías habían penetrado en la vivienda y lo obligaron a él, a su esposa y a su nuera embarazada a salir al patio trasero en donde los amenazaron con armas, entraron a los cuartos y desordenaron todo. Muchas de las mujeres con las que hablamos en Hisirli nos cuentan que estos policías las habían insultado e incluso denostado.

Queremos preguntarle a la gente a quién consideran responsable de los incidentes y además cuáles serían las soluciones deseables. La mayoría descarta que haya una solución, sin embargo, expresan su deseo de ir a votar. Claro está que, aunque no lo expresen verbalmente, el voto no será para el partido de la Justicia y el desarrollo, el partido de Erdogan (AKP).

Bild7 SurUna mujer de 24 años de edad nos habla de los alcaldes del partido democrático de los pueblos (HDP), que fueron detenidos, con estas palabras: “Estas trincheras se cavaron para que no se llevaran presos a nuestros alcaldes. Sin embargo, la vida continuó más allá de las trincheras. Luego de los ataques, la gente no pudo salir más a las calles. Sin las detenciones, estas trincheras no existirían. Hemos hecho valer nuestro derecho a la defensa propia.” Asímismo, ha expresado no tener esperanza de paz ni de una solución al conflicto. En cuanto a mi pregunta de si planea participar en las elecciones, expresa: “Querían precisamente llevarse las urnas electorales. Obviamente voy a hacer valer mi derecho democrático e ir a votar.”

Para İbrahim Akgül, de 60 años de edad, el responsable es Recep Tayyip Erdoğan. Akgül nos cuenta que él forma parte del movimiento de liberación desde hace 40 años, luego del golpe militar de 1980 fue detenido y cumplió condena en Diyarbakır. Él dice: “Nosotros no deseamos otra cosa que libertad y democracia. Exigimos igualdad y libertad para otros, así como lo exigimos para nuestro propio pueblo. Kurdos, turcos, armenios, judíos; queremos convivir todos juntos.” (EA)

______________

Toque de queda en Sur

La gobernación de Diyarbakır anunció toque de queda a partir del pasado 10 de octubre de 2015 a las 5 a.m. para las comunas de Cevatpaşa, Dabanoğlu, Fatihpaşa, Hasırlı, Savaş y Cemal.

Del toque de queda que se impuso durante 4 días y que fue levantado el 13 de octubre se sabe que murieron dos personas, de las cuales una de ellas era solo un niño. Hasta ahora no hay datos oficiales sobre la cantidad de muertos y heridos.

______________

El viaje fue organizado por P24.

Sobre la autora: Elif Akgül estudió cine y audiovisión en la Universidad de Bilgi en Estambul y ofició como reportera para el canal IMC. Es responsable del departamento de redacción “Libertad de expresión” de bianet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s