¿Oury Jalloh, asesinado durante un arresto policial?

La aparición de nuevos indicios apoya la hipótesis del asesinato

Las crecientes dudas sobre el suicidio de Oury Jalloh desmontan la teoría policial. Nuevos indicios apuntan a la probabilidad de un asesinato.

Traducido del alemán por Translators for Justice.
Fuente: http://www.migazin.de/2015/10/28/fall-oury-jalloh-gedenk-initiative/

28 de octubre de 2015

Während einer Kundgebung zum Tod von Oury Jalloh © Uwe Hiksch @ flickr.com (CC 2.0), bearb. MiG

Acto conmemorativo por la muerte de Oury Jalloh © Uwe Hiksch @ flickr.com (CC 2.0), editado por MiG

Los defensores de la teoría del asesinato de Oury Jalloh opinan que la aparición de tres nuevos indicios apunta a la implicación de terceras personas en la muerte del refugiado de Sierra Leona. Thomas Ndindah, de la iniciativa ciudadana en memoria de Oury Jalloh, afirmaba el pasado martes en Berlín que es “bastante probable” que Oury Jalloh no hubiera incendiado su celda en la comisaría de Dessau, Alemania, hace ya diez años. La iniciativa ciudadana solicitó peritaje por un valor de 20.000 euros a un experto en materia de incendios, a un toxicólogo de Londres y a un médico forense de Canadá.

Jalloh murió el 7 de enero de 2005 en un incendio en su celda de la comisaría de Dessau, en el estado alemán de Sajonia-Anhalt. Fue encontrado atado a una cama con 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre. Según la versión policial, el joven de 22 años habría incendiado su propio colchón con un encendedor.

La iniciativa en memoria de Oury Jalloh culpa tanto a la policía como a la justicia de obstaculizar el proceso y de ocultar pruebas. Según Nhinda, ya desde el principio los agentes de investigación partían de la hipótesis de que Oury Jalloh se había prendido fuego a sí mismo. Sin embargo, las preguntas y solicitudes de la iniciativa fueron contestadas “de manera dudosa e incompleta, o simplemente ignoradas”.

Iain Peck, perito judicial en investigación de incendios, sostiene que “es mucho más probable que terceros hayan estado involucrados en el fuego”. Estos habrían iniciado el fuego destrozando el colchón y quemándolo posteriormente o utilizando un acelerador de fuego.

Las pruebas apuntan a que es muy poco probable que hubiera un encendedor en la celda en el momento de los hechos, ya que no se encontraron partículas de plástico fundido ni en el colchón ni en el cadáver. Al igual que otros peritos, Iain basa su investigación en archivos, fotografías y vídeos de la escena del crimen, porque el acceso a la celda no le está permitido.

Peck añade que es posible que se haya utilizado algún tipo de acelerador para encender el fuego. El hecho de que no se hayan encontrado dichos residuos en la celda no prueba que no estuvieran en el momento de los hechos. Debido a la larga duración y a la violencia del fuego, es mucho más probable que los residuos se hayan quemado por completo. El forense Alfredo Walker coincide en la posibilidad del uso de aceleradores en la escena del crimen.

Según Peck, para incendiar el colchón ignífugo, Jalloh debería haberle hecho un agujero de unos 6 a 8 centímetros. El perito opina que “parece muy poco probable que el joven Jalloh pudiera hacer semejante agujero, ya que se encontraba atado a la cama y los guardias pasaban a vigilarle cada media hora”. Además, Peck criticó que el material puesto a su disposición para la investigación era incompleto.

Nadine Saeed, de la iniciativa, añade que los agentes omitieron algunos elementos “que son parte del procedimiento habitual”. Así pues, en la autopsia faltaban fotos de las vías respiratorias de Jalloh. La iniciativa recibió fotografías del esófago del joven y no de su tráquea, lo cual es llamativo teniendo en cuenta que, según las autoridades, Jalloh murió de un golpe de calor.

El caso Jalloh lleva años siendo objeto de procesos judiciales. En el año 2014, el Tribunal Federal Supremo de Alemania condenó en última instancia a un ex-jefe de policía a pagar 10.800 euros por homicidio involuntario. La fiscalía del juzgado de Dessau-Rosslau investiga desde principios de 2014 a petición de la iniciativa si hay nuevas pruebas entorno a cómo se originó el fuego.

Fuente: epd/mig

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s